HERCULANO


external image Herculano.jpg


Herculano, actualmente Ercolano, era una antigua ciudad romana de la región de Campania, hoy en ruinas, que en su día fue más pequeña y más rica que Pompeya.
Hoy es conocida por haberse conservado, junto con Pompeya , debido al hecho de haber sido enterrada en las cenizas de la erupción del Vesubio el 24 de agosto del año 79. Muchos de sus habitantes perecieron debido al flujo piroclástico de la erupción, y la ceniza modeló sus cuerpos con la postura que éstos tenían en el momento de morir.



TRANSPORTE

Se puede viajar en avión desde Valencia o Madrid cogiendo un vuelo y haciendo escala en Nápoles (Italia).logo_eDreams.jpg







TURISMO
 herculano_fornicis_01.jpg

Camine por una ciudad antigua y sientase como si hubiera viajado miles de años en el pasado.


Pompeya y Herculano fueron antiguas ciudades de la época romana sepultadas en casi 6 metros de cenizas por una explosión del volcán Vesubio. Cuando niña, siempre crecí escuchando la historia de como el volcán sepultó estas ciudades. Antes de ir yo pensaba que solo serían unas ruinas de una antigua ciudad. ¡Nada mas alejado de la verdad! Cuando por fin tuve la oportunidad de visitar estas ciudades, primera impresión fue la de que eran ciudades que aún seguian vivas, como si los fantasmas de sus antiguos habitantes aún me rodearan por los alrededores a pesar de los miles de turistas que visitan estas ruinas a diario. Me pareció ver sus originales habitantes caminando por sus calles, comerciando, reuniéndose en el anfiteatro como su vida diaria así lo dictaba.
Lo más impresionante fue cuando, por fin, pude ver los cuerpos que se pudieron rescatar en las excavaciones. Cuerpos tales como si una capa de barro cubriera a las personas dibujando cada gesto, cada pliegue cuan mascara de horror del momento que vivieron. Dentro de sus ataúdes de piedra aun se conserva el esqueleto de la persona que fue. Se podía ver la expresión de horrores de sus rostros y ver como abrazaban a niños, todos quedaron intactos justo en el momento de su muerte. Fue impresionante pensar y sentir el horror que estas personas sintieron en ese momento.
Tanto en Pompeya como en Herculano, fue como si el tiempo quedara paralizado, todo quedó intacto viendo sus casas, sus cosas y todo lo que poseían. Verlos y sentirlos no como simples vestigios arqueológicos, sino como lo que eran, personas de carne y hueso como usted y como yo que llevaban una vida normal y cotidiana, con sus alegrías, sus desgracias, diversiones y familias como cualquier persona de hoy en día. Pensando en esto miro en la lejanía al autor de todo, el volcán Vesubio, tan tranquilo durmiendo un sueño que nadie sabe cuanto durará.
herculano.png